Regulación constante… Ahorro constante !!

Este artículo lo quiero dedicar a un procedimiento cada vez mas común en nuestras instalaciones… la regulación constante en los circuitos de iluminación.
 El parámetro que determina esta regulación es la luminosidad natural existente en cada momento; de modo que asignaremos inicialmente una luminosidad óptima, que dependerá del lugar de montaje, de la actividad del lugar, etc… a partir de este parámetro, el sistema, de forma totalmente autónoma, regulará a mas o a menos, encenderá o apagara si fuera necesario, los circuitos de iluminación que dependan de este sistema.
Lo ideal es unir este sistema con sistemas de detección de presencia; de esta manera, el ahorro energético se eleva a su máximo nivel de eficiencia.
Ejemplo practico: Poseemos una oficina de unos 100 m2; esta oficina esta dotada de 25 pantallas de tubos fluorescentes de 4x36w.
Cada pantalla consume unos 144w (más lo que consuman los equipos/balastros). A priori, sin necesidad de regulaciones inteligentes, ya podemos ahorrar de forma considerable, ya que programaremos las luminarias para que nunca sobrepasen el 85% de su capacidad; esto nos aporta un 15% de ahorro directo en toda la iluminación, y además un notable aumento en la vida de los equipos.
Ese 15% de reducción lumínica es prácticamente imperceptible para el ojo humano. A partir de aquí, ya nos podemos centrar en regular la iluminación de forma inteligente.

Aparatos como los que se ven en la foto de arriba, son los que nos van a permitir que el sistema funcione perfectamente.
Son las 10 a.m y la gente comienza su jornada laboral, comienza el movimiento en la oficina. Es un día muy soleado, pero no podemos aprovechar toda esa luz natural, ya que molesta el reflejo en las pantallas de los ordenadores.
La luminosidad en la oficina es óptima, ya que con el aporte solar que el sistema detecta, las luminarias se han encendido al 45%.
A lo largo de la mañana, se produce una tormenta de verano, que hace desaparecer gran parte del aporte lumínico natural, nuestro sistema detecta este fenómeno y aumenta automáticamente la regulación de la luminarias a un 83%, para conservar siempre la misma iluminación. Son 20 minutos de lluvia y vuelve a salir el sol.
A la hora del descanso para comer, en el momento que la última persona sale de la oficina, el sistema detecta la inactividad y apaga automáticamente todas y cada una de las lámparas. Es imposible dejarse la luz encendida.
Por la tarde, debido a la posición de la oficina con respecto al sol, el sistema necesita de más luz artificial para mantener la luminosidad, hoy en particular, un 72%.
En total, nuestras luminarias, en el día de hoy, han estado 4 horas al 40-50%, 30 minutos al 83% y unas 3 horas y media al 72%. La media aproximada es del : 58/59%, o lo que es lo mismo HOY HEMOS AHORRADO UN 40% EN ILUMINACIÓN !!!
Evidentemente, este sistema requiere de un estudio previo de viabilidad, si es una instalación nueva no hay problema, si es una instalación existente, hay que buscar la manera de adaptar el sistema y valorar si es rentable la inversión.

Si desea ponerse en contacto con nosotros, hágalo mediante comentario o  redes sociales. Estaremos gustosos de ayudarle con sus dudas o estudios, sin compromiso.

También les invito a visitar nuestra web APControl. Y a seguirnos en twiter: @APControl

Hasta la próxima.