La lógica del calor, como ahorrar con KNX

Ahorra con KNX

Aunque el verano va tocando su fin, todavía estamos sufriendo el calor aplastante que esta estación nos brinda. Son conversaciones muy comunes en estas fechas, las que hablan de calor, de que si nos cuesta dormir, de que mi casa parece un horno o de que si la mía siempre se está más fresquito.
En esta entrada, y al hilo del calor, me gustaría hablar de un dispositivo que ya he integrado con éxito en alguna ocasión. Se trata de un sensor meteorológico KNX. Su correcta integración hara que la vivienda ahorre en tu factura, además de proporcionar un grado elevado de confort continuado.



sensor temperatura y luminosidad
Sensor de luminosidad y temperatura



Este dispositivo es básicamente un sensor combinado de temperatura y luminosidad. Es un sensor que se coloca en la fachada que queramos controlar y nos lee los valores de temperatura y luminosidad que inciden en cada momento en dicha fachada.

 

¿Qué beneficios nos proporciona?

Bien, lo realmente estupendo de este dispositivo es que podemos programar, a través de su módulo de lógica, cuando subir o bajar las persianas de la fachada a controlar.
El sistema tendrá dos modos de funcionamiento:
El modo manual: que automáticamente se activará cuando se quiera subir o bajar cualquier persiana desde cualquiera de los pulsadores designados para ello.
El modo automático: que se activará cada vez que queramos, podemos programar un pulsador, un botón en una pantalla táctil, desde nuestro SmartPhone.
Una manera muy cómoda de activación, es añadirlo a la escena “me voy de casa” programada en un pulsador cercano a la puerta principal, y que además de apagar toda la iluminación, dejar el modo de clima en “stand by” y activar la alarma, pues también nos aseguraremos de que el modo automático de persianas estará activado, y solo con una pulsación al salir de casa.
Una vez el sistema está en modo automático, el sensor comenzará a medir los valores de luminosidad y temperatura, y el sistema actuará en consecuencia a lo que hayamos programado.
  • Febrero, temperatura exterior 2ºC, sin nubes, el sol luce con fuerza. Acción: el sistema elevará las persianas para aprovechar la radiación solar y calentar de manera natural la casa.
  • Julio, temperatura exterior 29ºC, sin nubes, el sol abrasador incide en nuestra vivienda. Acción: el sistema bajará las persianas hasta que la luminosidad baje, ayudando así al sistema de refrigeración a mantener la vivienda en su modo “confort”.
Esta sería la aplicación reina para este dispositivo, hay más, ya que aprovechando sus sensores, podemos visualizar los valores obtenidos en una pantalla, podemos programar aplicaciones de iluminación para la regulación de luminarias a partir de la luminosidad exterior, etc…
Para más información, acerca de este u otros proyectos, se puede poner en contacto directamente conmigo a través de mi correo electrónico: albertorico@albertorico.com.
También les invito a visitar nuestra web y blog en la red: APControl y Ahorra en tu factura.
Muchas gracias por su atención y hasta la próxima.